Joaquín Torres

¡Buenos días!
Aquí tenéis por fin la ansiada entrevista que realicé ayer al prestigioso arquitecto Joaquín Torres. Antes de nada quiero darle las gracias desde aquí tanto a él como a todo su equipo por su gran amabilidad y hospitalidad.
Es una entrevista muy diferente a las que he hecho hasta ahora (diseñadores, bloggers, modelos…), y justo por eso me parece muy interesante ya que como veréis la arquitectura está muy relacionada con la moda y las tendencias. Si cambiamos cada año de fondo de armario, ¿por qué no hacer lo mismo en nuestro propio hogar? El problema está en el precio claro… pero ¿y si el precio lo permitiese? 
Joaquín nos explica su punto de vista y nos habla tanto de su empresa, A-cero como de su trayectoria profesional. 
(J.T.: Joaquín Torres; M.C.: Marta Carriedo).
1. M.C.: ¿En qué momento decidiste estudiar arquitectura?
J.T.: Pues desde muy jovencito, 14 o 15 años por descarte. Me imagino que en mi casa esperaban que fuese ingeniero de caminos como mi padre y como tenía muy claro que no quería ser lo mismo de mi padre pues por descarte opté por la arquitectura. No es que yo sintiese una pasión especial al principio pero poco a poco me fui metiendo en ese mundo y al final me atrapó. 

2. M.C.: ¿Cuáles eran tus asignaturas favoritas en la carrera?
J.T.: Sin ninguna duda todas las que tenían que ver con asignaturas creativas: proyectos… Me gustó mucho la parte de historia del arte también porque tuve la suerte de tener un grandísimo profesor.
3. M.C.: Hablemos de A-cero. ¿Cómo surgió? ¿Quiénes son Rafael Llamazares y Alberto Peris (a parte de socios de A-cero y compañeros de la universidad)?
J.T.: Fue algo que he tenido siempre en la cabeza. Es la ilusión con la que empieza mucha gente la carrera. Creo además firmemente que lo que uno no imagina o proyecta nunca se realiza. Y yo tenía siempre en la cabeza montar mi propio estudio, contando con estos dos amigos míos de la universidad.
4. M.C.: ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
J.T.: Bueno pues sin ninguna duda el enfrentarte con una hoja en blanco y poder plasmar con más o menos libertad aquello que tienes en la cabeza, y que eso consigas hacerlo realidad. Esto es tremendamente gratificante.

5. M.C.: Cuando llega un cliente por primera vez, ¿cuáles son las preguntas que habitualmente se le hacen?
J.T.: Bueno yo ya no atiendo directamente a los clientes. Hace tiempo que he decidido tomar un poco de distancia porque tenía una relación demasiado personal con mis clientes y eso provoca mucho desgaste y es muy cansado. Ahora ya tenemos un cuestionario, pero la primera pregunta que se hace que para mí es fundamental es que si conocen la obra de A-cero y si vienen porque lo conocen o porque se lo recomiendan. Es muy importante que el que entra en el estudio sepa y conozca lo que hacemos y que esto no lleve a engaño. 
Yo donde se que soy bueno es en aquello donde yo me muevo bien, me gusta y tengo las herramientas necesarias. 
6. M.C.: ¿Qué tipo de problemas surgen con los clientes? 
J.T.: Uy mil problemas… El hacer cualquier proyecto tiene mil problemas, pero cuando se trata de una vivienda o una casa mucho más porque es para la persona la inversión más importante que va a hacer en su vida claro. Ellos dominan cómo viven pero no dominan cómo traspasar eso al espacio. Intentar que la persona se ponga en tus manos no es fácil. Intentar que sea respetuoso con cada decisión, tampoco. Tú enseñas una cosa en tres dimensiones y lo plasmas en dos dimensiones, por lo tanto hay mil cosas que el cliente no ve, que no ve porque no tiene visión espacial o porque no está plasmado en los planos porque harían falta multitud y multitud de planos. Cuando tú mueves una cosa no se mueve sólo esa cosa se mueven otras mil, y el cliente esto no lo entiende. 
7. M.C.: ¿Es complicado trabajar para personalidades como Cristiano Ronaldo, Elsa Pataky, Penélope Cruz, Carlos Sainz…?
J.T.: A ver, todos los clientes son complicados… Cuando una persona entra en la oficina y encarga una vivienda va a pagar una cantidad de dinero muy alta por su casa y por lo tanto es muy exigente y el trato es pesado… Pero si encima esa persona es un triunfador, mucho más, porque están acostumbrados a que nadie les lleve la contraria, a que nunca les den un ‘no’ por respuesta. Dicho esto, estamos encantados de trabajar con ellos, simplemente explico los hechos y la realidad tal y como es. 
8. M.C.: ¿Se podría decir que la obra de la casa de Zinedine Zidane fue la que menos satisfecho te dejó?
J.T.: La casa de Zidane me dejó muy insatisfecho sí. No por Zidane insisto, sino porque yo fui cediendo a una cantidad de hechos que no tenía que haber cedido… pero como es un tipo extraordinario, extranjero (en el sentido de que quizá no entendía la obra como yo), etc… fui cediéndole terreno. Pero bueno creo que él está encantado con la casa cosa que a mí me alegra muchísimo.
9. M.C.: ¿Y de la que más satisfecho estas?
J.T.: Pues posiblemente de las que más satisfecho estoy son las que he hecho para mí, porque ahí hay menos condicionantes externos, sólo me enfrento yo y con mis propios límites. Pero luego hay algunas viviendas de las que me siento profundamente satisfecho como es de la casa de Víctor Valdés. Es una casa que me produce mucha satisfacción porque ha sido una obra muy compleja y difícil y él ha sido un cliente tremendamente respetuoso, así que se han conjugado una serie de hechos que me hacen sentir muy orgullosos de esa obra.
10. M.C.: ¿Para quién te gustaría trabajar?
J.T.: Antes pensaba en esas cosas, obviamente todos tenemos nuestros héroes, nuestros ídolos. Pero he dejado de pensar un poco en eso porque he descubierto que lo que tu idealizas te acaba decepcionando. Entonces prefiero que se queden como ídolos, gente a la que yo admiro profesionalmente como puede ser Alejandro Amenábar o Tom Ford, que estoy seguro que si conociera más a fondo acabarían decepcionándome. Entonces prefiero dejarlos ahí como ídolos y no trabajar para ellos.
11. M.C.: ¿Sacrificarías la estética de un edificio por su buen funcionamiento?
J.T.: Creo que la arquitectura es función primordialmente. El binomio función y forma es absolutamente primordial para mí, pero si tuviese que primar una cosa sobre la otra siempre la funcionalidad. 
12. M.C.: ¿Qué materiales son con los que más te gusta trabajar?
J.T: Me siento muy cómodo con aquellos materiales que envejecen bien: materiales naturales como maderas, granito, mármoles, hormigones, hierro… todos aquellos materiales que con el tiempo van cogiendo vida propia. 
13. M.C.: ¿A quién admiras dentro de tu sector?
J.T.: Pues a mucha gente. Lo que pasa es que los arquitectos somos tan vanidosos que somos poco dados a proclamar nuestra admiración por el resto de compañeros, pero yo admiro a muchísima gente. Hay magníficos profesionales arquitectos en este país desde Ferrater a Vicens, y a nivel internacional pues Zaha Hadid, Foster, Toyo Ito,… Hay multitud y multitud de gente que me parece muy interesante.
14. M.C.: Después de toda la carrera que llevas a tu espaldas también te has animado a escribir un libro. Se llama “Detrás de la puerta”. ¿Cómo ha sido la experiencia?
J.T.: Bueno realmente no tenía especialmente ganas de escribir un libro, me lo tomo como parte de mi trabajo, de seguir creando marca del estudio, como parte del marketing, como parte de difusión sobre lo que es el estudio y el personaje. Surgió de una manera natural y lo he hecho encantado, pero no es un libro del que yo me sienta especialmente orgulloso. De hecho colaboro con una periodista que lideraba este proyecto en todo momento porque yo no tenía tiempo. 
Ahora por ejemplo voy a dirigir una revista de arquitectura y decoración y ahí ya me implico mucho más, es algo que me apetece mucho más. La revista se va a llamar Woman Deco y aunque se va a vender independientemente de la revista Woman pero va supeditada a ella. Entonces ahí sí que te digo que estoy mucho más implicado. En el caso del libro lo leo y me gusta y yo he dado el visto bueno, pero hoy hubiese sido mucho más exigente. He tenido una actitud infantil, pueril porque me debería haber involucrado mucho más pero no tenía tiempo. 
15. M.C.: Suponiendo que no pudieses ser arquitecto, ¿qué te gustaría ser?
J.T.: Bueno pues todo aquello relacionado con la estética me gusta mucho. Me gusta mucho el mundo de la moda, el arte, la pintura, la escultura… Hubiese estudiado bellas artes. El mundo del diseño me parece que tiene gran potencial también y me divierte. Lo que pasa es que de lejos creo que la arquitectura engloba todo eso y tiene una faceta de perdurabilidad en el tiempo que me parece muy interesante. 
16. M.C.: Ya que esta entrevista es para un blog de moda, me gustaría saber cómo definirías tu estilo. Porque yo siempre me he imaginado a los arquitectos como el típico señor con gafas, traje oscuro… No tan ‘modernos’ quizá como tu… 
J.T.: Esa estética blanco y negro de la que yo soy crítico me parece que es como ir de uniforme. Llegó un momento en que me agotaba. Parece que para ser elegante y moderno tenías que ir de negro. A mí me parecía totalmente reduccionista; quiero decir, si hay gente cómoda con eso pues adelante pero yo creo que al final nos vestimos como nos sentimos cómodos. Creo que en el mundo del hombre hay muchas menos opciones y luego hay países como Italia donde tú ves a los hombres perfectamente bien vestidos y arreglados y la gente no tiene prejuicios… En España la gente tiene muchos prejuicios, un hombre bien vestido en España rápidamente es tachado de ‘gay’ que a mí me parece absolutamente ridículo. Pero insisto, a mí me gusta mucho el mundo de la moda, te hace sentirte bien y te ayuda a vivir mejor. 
17. M.C.: Entonces, ¿cuál es tu diseñador favorito?
J.T.: A mí hay un personaje que ya he mencionado antes que me seduce mucho como persona y que se ha vendido perfectamente, es Tom Ford. Ha conseguido un concepto de marca que aunque yo no utilice demasiado pero en cuanto veo algo de Tom Ford me produce seguridad. Aunque luego me compre algo y no me lo ponga, pero caigo en el concepto de marca de Tom Ford, tanto para hombre como para mujer.
Y luego acabo de descubrir hace muy poco (aunque yo trabajo para ellos) el mundo de Zara de hombre y aluciné. Han conseguido unas colecciones de hombre absolutamente impecables. Creo que el grupo Inditex ha contribuido a que tanto España como el mundo vayan mejor vestidos. A mí Zara de hombre no me gustaba antes, hace años, porque a mí me gusta que me atiendan en una tienda, que me saquen cosas, que me den mi talla… y entiendo que eso hay que pagarlo, pero el otro día que fui con un amigo me quedé alucinado. Sacan al mercado moda y a un precio muy asequible. 
18. M.C.: ¿Existe relación entre la moda y la arquitectura?
J.T.: Yo creo que existe relación en todo aquello que tienes capacidad de diseño. Todo en lo que tienes capacidad de diseñar (un zapato, una camisa, una casa…) todo al final tiene un proceso creativo muy parecido. Entonces creo que sí. Lo que pasa es que la arquitectura al ser la función más complicada pues es más complejo. 
Creo que en el mundo de la decoración debería haber un concepto mucho más transitorio, pasajero. Si consigues productos mucho más económicos que cambian cada año radicalmente el estilo de tu casa, ¿no lo harías? Por ejemplo con un cuadro, un par de cojines y unas velas que te cuesten 300€.
Y tengo la impresión de que este concepto es el que intenta transmitir Zara Home, plasmar moda y temporalidad al diseño de interiores. 
19. M.C.: Me han comentado a cerca de una nueva marca de zapatos que sacáis dentro de poco…
J.T.: Sí, realmente empecé por mi mujer. Su familia tenía una cadena de zapatería en Andalucía bastante conocida, sus padres y sus hermanos llevan unas 20 zapaterías, y ella estudió bellas artes y moda y me pidió el favor metiéndome en el mundo de los zapatos. Y la verdad es que sí me apetecía hacer algo aunque no quiero perder la cabeza porque cuando empiezas con algo corres el riesgo de centrarte sólo en eso y dejar lo demás de lado, y claro los zapatos no me van a dar de comer… pero estoy muy ilusionado sí. 
(Os dejo algunas fotos en primicia de algunos de los modelos)
20. Pues mi última pregunta es ¿qué consejo le darías a los estudiantes de arquitectura, a los nuevos arquitectos?
J.T.: A los que están estudiando que aprovechen el presente, que no tengan miedo del futuro, que aprovechen el momento y la carrera que es divertidísima. Si pueden irse fuera un año que se vayan, que no se preocupen tanto por la nota, si no de sacar ellos el mayor partido de cada momento. 
Yo no pude irme de erasmus porque el año que empezó justo era mi último año y sólo me quedaba una asignatura, así que es algo de lo que me arrepentiré toda mi vida porque cuando luego ya entras en la vida laboral es imposible. 
M.C.: ¡Pues muchas gracias por todo Joaquín!
Detalles de mi outfit
Chaleco de cristalitos y costuras de colores, Zara
¡Camiseta ‘it girl‘!, Mango.
Bailarinas plateadas con lazo en ante negro, Zara
Uno de mis bolsos favoritos para verano es este turquesa de Bimba&Lola de la temporada pasada.
Espero que os haya gustado el post, desde luego es bastante completo.
¡Muchos besos!
http://instagram.com/itgirlmarta
https://twitter.com/ItGirlMarta
https://www.facebook.com/MartaCarriedo.itgirlmarta

4 Comments

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.